Biopsia Corial y Amniocentesis

Programa de Simulación en Medicina y Terapia Fetal

La biopsia corial consiste en la obtención de una muestra de material placentario mediante la punción ecoguiada de la placenta.

Mediante esta técnica se consigue obtener una muestra de trofoblasto evitando la entrada en el saco amniótico. Esto permite su realización de forma precoz (entre las 10+0 y 13+6 semanas de gestación).

Entre sus indicaciones más destacadas destaca la presencia de un cribado de primer trimestre positivo, la condición de portador de un trastorno genético o la presencia de marcadores ecográficos de aneuploidía o malformaciones fetales.

Las principales sociedades a nivel internacional (NICE, ACOG) recomiendan recibir capacitación para la adquisición de competencias antes de la realización sin supervisión de la biopsia corial, siendo para ello fundamental el empleo de modelos de entrenamiento para habilidades clínicas (punción, comunicación) con resultados mensurables y sistemas de evaluación adaptados.

Incluso en personal experimentado se recomienda la realización de al menos 30 procedimientos al año para el mantenimiento de competencias, siendo una cantidad inasumible para gran parte de los profesionales, y por tanto requiriendo de modelos de entrenamiento avanzados.

Además, los operadores con mucha experiencia (más de 100 procedimientos por año) obtienen una mayor tasa de éxito y una menor tasa de pérdida relacionada con el procedimiento. Los operadores ocasionales que realizan un bajo número de procedimientos por año pueden tener mayores tasas de pérdida relacionada con el procedimiento.

Por tanto, el entrenamiento en la realización de biopsia corial resulta crucial para una buena práctica clínica y la optimización de los resultados.

Se complementa el curso además con un entrenamiento avanzado en la realización de amniocentesis.

Inscripciones abiertas.
Personaliza tu curso:








He leído y acepto la Política de privacidad.